Distintivo ecológico austríaco y partículas finas

En 2015, mediante la introducción del distintivo ecológico para vehículos comerciales en las respectivas zonas medioambientales de los estados federados, el Gobierno esperaba que se alcanzasen de forma permanente los objetivos de las directivas de la UE sobre los contaminantes atmosféricos y la salud de la población. Sin embardo gracias al distintivo ecológico solo se redujo el problema de las partículas finas (siglas en inglés, PM).

Debido a la no aplicación hasta la fecha de las prohibiciones de circulación para los camiones EURO 2 y 3, así como el uso no obligatorio en los turismos, no se ha producido una reducción sustancial de los contaminantes por óxidos de nitrógeno (NOx), hidrocarburos (HC) y monóxido de carbono CO). Para obtener ese resultado, sería necesario acciones adicionales en un futuro, como por ejemplo, incrementar la superficie afectada por las zonas medioambientales y ampliar las prohibiciones de circulación para los vehículos comerciales clasificados con EURO 3 y 4.